La gastronomía peruana es una celebración del Perú, un país con una tradición milenaria que no pierde de vista sus raíces y donde el arte del buen comer destaca entre sus habitantes.

Lima es conocida como la capital gastronómica de Latinoamérica gracias a la amplitud y exquisitez de platillos aprobados de forma contundente por los más prestigiosos chefs y especialistas en el tema. La mezcla de ingredientes, nuestra diversidad de culturas y las múltiples técnicas de cocción, modernas y ancestrales, han desarrollado una tradición culinaria única en el mundo.

En los últimos años ha surgido una revolución culinaria con la comida fusión y la cocina novo-andina, además de la utilización del cacao orgánico en la preparación de excelentes postres de chocolate y la gran difusión del café peruano, de muchas variedades. Tanto el cacao como el café peruano han ganado diversos premios internacionales alrededor del mundo.

Restaurantes

La escena gastronómica de Lima es ya una razón suficiente para visitar la ciudad. La capital peruana hace alarde de una gastronomía del más alto nivel, con más de 800  restaurantes categorizados donde sumergirse en la fascinante cocina de Perú. Miraflores, Barranco y San Isidro son los principales polos gastronómicos de Lima, con propuestas que van desde suntuosos platos de autor hasta elaboraciones simples y autóctonas.

Aunque el cebiche encabeza la lista de platos nacionales peruanos (la cual enumera casi 500 platos, un récord en el mundo), los restaurantes limeños experimentan con muchas otras recetas e ingredientes, combinando la tradición con lo contemporáneo, lo típico con lo exótico. La renombrada cocina peruana es fruto de una diversidad multicultural que la hace única (mezcla de cocina indígena, criolla, africana, china y japonesa), una diversidad presente en cada uno de los locales culinarios de la ciudad. Sea cual sea el restaurante que elijas, salir a comer en Lima es una vivencia incomparable